Design Thinking y Visual Thinking

A menudo me preguntan cuáles son las diferencias entre el pensamiento de diseño y el Visual Thinking, que parecen muy similares. Ambos se utilizan cada vez más para estimular la innovación y la creatividad dentro de las organizaciones. Ponen al ser humano en el centro y fomentan el trabajo colaborativo. Promueven un pensamiento «fuera de la caja» basado en representaciones gráficas y visuales.

Estos dos enfoques se distinguen por su proceso y su finalidad. El Design Thinking es un proceso iterativo que busca entender a los usuarios, cuestionar las hipótesis, redefinir los problemas y crear soluciones innovadoras que se pueden prototipar y probar. Es un enfoque analítico que sigue etapas sucesivas, desde la comprensión de las necesidades del cliente hasta el diseño y la prueba de soluciones innovadoras. Además, el pensamiento de diseño está empezando a dar lugar a títulos universitarios dedicados (por ejemplo, la d.school de Stanford), mientras que el Visual Thinking aún no está representada en los currículos académicos.

Por otro lado, el Visual Thinking es un enfoque más intuitivo que utiliza métodos y herramientas visuales para hacer el trabajo en grupo más fácil y eficaz. Su objetivo es captar, organizar, entender y memorizar ideas e información, estimular la creatividad y la participación de todos, y ofrecer visibilidad y legibilidad. El Visual Thinking no sigue necesariamente un proceso lineal, sino que utiliza todos los recursos cognitivos «visuales» para pensar, entender, aprender, memorizar y comunicar mejor.

Aunque el pensamiento de diseño y lel Visual Thinking  comparten muchos puntos en común, especialmente la importancia que dan al ser humano y a la colaboración, se distinguen por su proceso y su finalidad. Al final, se enriquecen mutuamente y son muy complementarios.

Dibujar cómo estrategia de memorización: el poder del Visual Thinking en Educación

La forma en que aprendemos y retenemos información es un tema de investigación en constante evolución. Un estudio reciente de la Universidad de Waterloo ha arrojado luz sobre un aspecto a menudo pasado por alto del aprendizaje: el pensamiento visual. En este artículo, examinaremos los hallazgos de este estudio y exploraremos cómo el pensamiento visual, en particular el dibujo, puede enriquecer la experiencia educativa.

Lo que dice la investigación

Un estudio realizado por Myra Fernandes, Jeffrey Wammes y Melissa Meade comparó diferentes métodos de aprendizaje, incluyendo la lectura, la escritura y el dibujo. Los resultados mostraron que el dibujo era casi dos veces más efectivo para recordar información que otros métodos. Específicamente, los participantes pudieron recordar el 45% de los términos que habían dibujado, en comparación con solo el 20% de los que habían escrito.  

El dibujo involucra múltiples modalidades de aprendizaje: visual, kinestésica y semántica. A diferencia de otras formas de aprendizaje que suelen ser pasivas, el dibujo es una actividad activa. Obliga a los aprendices a interactuar con la información, descomponerla y reconstruirla de una manera que tenga sentido para ellos.

Este video, en inglés, realizado por la fundación educativa Edutopia, resume los puntos clave de este tema:

 

Ideas para utilizar el Visual Thinking en el aula:

– Cuadernos Ilustrados: animar a los alumnos a dividir sus cuadernos en dos partes: una para las notas escritas y otra para los dibujos y esquemas.

– Mapas Mentales: utilizar mapas mentales para ayudar a los alumnos a organizar sus ideas y crear conexiones entre diferentes conceptos.

– Sketchnoting: animar a los estudiantes a usar el sketchnoting para resumir temas.

– Visualización de datos: integrar ejercicios de visualización de datos simples para ayudar a los estudiantes a comprender mejor los conceptos de manera visual.

En Conclusión

El pensamiento visual y sus herramientas ofrecen un camino prometedor para mejorar el aprendizaje. No solo involucran múltiples modalidades de aprendizaje, sino que también diversifican la pedagogía y fomentan la motivación de los aprendices.

Fuentes:

– The Science of Drawing and Memory (Edutopia) (https://www.edutopia.org/article/science-drawing-and-memory)

– The Surprisingly Powerful Influence of Drawing on Memory (Estudio) (https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0963721418755385)

Genially se actualiza con novedades muy interesantes

Genially destaca desde su creación en 2015 como uno de los mejores programas para los Visual Thinkers. Permite, de una forma rápida e intuitiva, diseñar presentaciones impactantes, experiencias de interactividad, infografías, etc…

Es una de las herramientas que siempre recomiendo en mis cursos de Visual Thinking.

Su última actualización (julio 2022) aporta novedades muy útiles.

  • Ampliar imágenes a pantalla completa. Puedes hacer que cualquier imagen se muestre en pantalla completa con solo un clic.
  • Reproducir un audio al hacer clic. Gracias a esta interactividad, podrás asociar un audio a imágenes, botones, formas o cualquier otro recurso y que, al hacer clic en él, se reproduzca una grabación de voz o sonido asociado.
  • Descarga en vídeo MP4.  Si dispones de un plan PRO o superior, podrás descargar tus creaciones como vídeos MP4.

Puedes descubrir estas novedades en el vídeo a continuación.

 

Las corrientes que impulsan el Visual Thinking

Cada vez podemos ver más mapas mentales, sketchnotes, infografías o murales de facilitación gráfica en las empresas y en el ámbito de la educación. También está de moda la vuelta al papel y al dibujo a mano con el Bullet Journal, el Hand Lettering o el Zen Tangle. Hoy en día existen mil maneras de utilizar el pensamiento visual que se están desplegando y que están impactando la forma en que trabajamos y aprendemos. Me propongo presentar aquí las principales tendencias que «hablan el lenguaje del Visual Thinking» y lo impulsan.

Agile
A menudo se habla de «métodos ágiles». Ante todo es una mentalidad. Aunque procedente de métodos de desarrollo de software, Agile se extiende a todos los sectores de las empresas. Y favorece un uso extensivo de herramientas Visual Thinking como los mapas mentales, técnicas de facilitación gráfica, Kanban…

Bullet Journal
Inventado por el diseñador estadounidense Ryder Carroll, el Bullet Journal es un cuaderno de organización personal. Reúne una agenda y la toma de notas para a ayudar a organizarse. También tiene una fuerte dimensión creativa y visual que hace uso  de un estilo gráfico muy cercano al sketchnoting. En paralelo al Bullet Journal, podemos observar también el desarrollo de otras técnicas visuales vinculadas al uso de la mano y del cuaderno: Zen Tangle, Lettering, Urban Sketching…

Design Thinking

Es un método inspirado por la forma en la que los diseñadores desarrollan nuevos productos y servicios. El Design Thinking está considerado hoy en día como un elemento estratégico para muchas empresas que innovan.
En el Design Thinking, el pensamiento visual tiene un papel esencial. Durante el proceso de diseño, en las lluvias de ideas, el dibujo es una herramienta que permite dialogar, intercambiar ideas y potenciar la creatividad.

Entrenamiento Mental
Existe hoy en día una verdadera tendencia alrededor del entrenamiento mental: lectura rápida, productividad personal, desarrollo de la memoria, etc. Entre las herramientas de entrenamiento mental encontramos los mapas mentales, los mapas conceptuales y las técnicas de sketchnoting.

Facilitación gráfica
La facilitación gráfica emplea herramientas visuales para ayudar a las personas a alcanzar objetivos en reuniones, seminarios, talleres y conferencias. Los gráficos suelen ser dibujados a mano, por una persona llamada facilitador gráfico que puede crear los gráficos en tiempo real durante el evento.

Legal Design
Inspirado en gran medida por el Design Thinking, el Legal Design tiene como objetivo hacer que el derecho sea más comprensible para los usuarios a través de herramientas visuales. Aporta claridad, creatividad y sencillez a una información jurídica que tiende a hacerse más compleja. Nuevas agencias de Legal Design se están desarrollando en todo el mundo.

Visual Management
El Visual Management se basa en la percepción visual de la información. Inspirado por el Lean Management, busca limitar el desperdicio para lograr una mayor eficiencia y rendimiento en el entorno de laboral.

Nuevas formas de hacer presentaciones
Inspirada por el trabajo de Nancy Duarte y las aportaciones de Garr Reynolds con su método Presentation Zen, esta tendencia persigue que las presentaciones sean más visuales, más sencillas y más memorables. Nuevas herramientas digitales  la tendencia como Canva, Genially o Haiku Deck.

¿Y el futuro?

Podemos observar tres grandes tendencias para los próximos años: el crecimiento de nuevos oficios relacionados con el Visual Thinking, el continuo desarrollo del software visual  Thinking y el creciente protagonismo de las competencias de pensamiento visual entre los profesionales.

En los últimos años han surgido nuevos oficios. Están relacionados con el Visual Thinking: Facilitador Gráfico, Infografista, Consultor en Design Thinking o Especialista en Legal Design.

También creemos en el crecimiento del software relacionado con el Visual Thinking. Se trata de un fenómeno de gran magnitud con el crecimiento de empresas de software como Canva, Mural, Miro, Milanote, etc.

A escala global, lo que está en juego es el papel cada vez más importante de la alfabetización visual
(la capacidad de entender y presentar la información de forma visual) en un mundo en el que la innovación y la creatividad son  estratégicas.