Mente ampliada y Exteligencia en el Visual Thinking

Los libros actúan incluso cuando están cerrados Christian Bobin

La mente extendida es una teoría según la cual el pensamiento no sólo tiene lugar en nuestra cabeza, sino que a menudo se acopla a soportes externos de fácil acceso, como papel y lápiz, pizarras, ábacos, pantallas, libros de consulta, ordenadores o incluso teléfonos móviles.
Por su parte, la exteligencia se interesa por la influencia en el pensamiento de la cultura compartida por un grupo y transmitida por cuentos, leyendas, narraciones.
Estas dos nociones desafían la práctica del pensamiento visual, que busca materializar el pensamiento en forma de soportes visuales para mejorar el pensamiento individual y colectivo.
Aquí exploraremos la mente extendida, la exteligencia y sus contribuciones a la práctica del pensamiento visual.

En un artículo fundamental, The Extended Mind, publicado en 1998, el filósofo británico (especializado en cognición) Andy Clark y el matemático y filósofo australiano David J. Chalmers sientan las bases de la teoría de la mente extendida. Están muy interesados en el papel del entorno en los procesos cognitivos y se basan en la noción de externalismo activo, según la cual los datos externos tienen un papel importante en los procesos cognitivos de la persona.

Según Clark y Chalmers, esta capacidad de nuestra mente para ampliar y utilizar soportes externos es incluso una de las razones del éxito evolutivo de la especie humana.

Por tanto, el entorno inmediato y los objetos que nos rodean influyen en nuestra forma de pensar. Por ejemplo, las personas que sufren amnesia severa pueden mantener cierto grado de autonomía gracias a dispositivos electrónicos que les ayudan a recordar información.

Por ejemplo, si se le pide que calcule una multiplicación compleja, muchas personas elegirán la opción de escribir la operación o utilizar una calculadora. De este modo, la tarea se realizará más fácilmente. Es una forma de externalizar el proceso cognitivo.

 

En un libro muy reciente (2021) , The Extended Mind, la periodista científica Annie Murphy Paul explora el poder de la mente extendida en varias situaciones de la vida, apoyándose sobre información científica actualizada. Un libro fundamental para entender el concepto de mente ampliada.

De la mente extendida a la inteligencia extendida

“Extelligencia” es un término acuñado por el matemático Ian Stewart y el biólogo Jack Cohen en su libro de 1997 Figments of Reality. Lo definen como el capital cultural que está a nuestra disposición en forma de medios externos como leyendas, folclore, canciones infantiles, libros, cintas de vídeo, CD, etc. Contrastan la exelencia con la inteligencia, es decir, el conocimiento y los procesos cognitivos del cerebro.

El matemático Ian Stewart amplió más tarde la definición de la inteligencia, en un libro publicado en 2005, para incluir “el conocimiento interactivo y colectivo que comparte una cultura de seres inteligentes y comunicativos”.

Implicaciones para el pensamiento visual

El Visual Thinking y los numerosos métodos asociados a él encuentran un fuerte apoyo en la teoría de la mente extendida y en la teoría de la exteligencia. Entre los profesionales del pensamiento visual se acepta con mayor frecuencia que el uso de apoyos visuales en el entorno inmediato no sólo promueve el análisis y la comprensión, sino también la memorización de lo visualizado, tanto al nivel individual como al nivel colectivo.
En este sentido, la práctica de la facilitación gráfica sirve la mente ampliada del grupo al crear un acoplamiento entre las ideas intercambiadas y un soporte visual que estimula el pensamiento colectivo.

En el pensamiento visual, la manipulación, el uso de la mano también se utiliza para favorecer la comprensión, especialmente en la palabra hablada, la esquematización o incluso la elaboración rápida de un prototipo de una idea, solo o en grupo.
Manipular para comprender y explicar mejor es uno de los principios clave del construccionismo propuesto por el matemático y educador Seymour Papert.
Papert hablaba de la construcción de modelos mentales “a mano” como medio de descubrimiento y exploración, lo que permite a los niños, en particular, comprender mejor los conceptos abstractos.
El trabajo de Papert sirvió de base teórica para el innovador método de resolución de problemas propuesto por Lego desde principios de la década de 2000: Lego Serious Play ®. Porque en el universo Lego, pensar es manipular.

Crear espacios para favorecer la inteligencia colectiva

Tanto la teoría de la mente ampliada como la noción de la exteligencia  nos animan a ser conscientes de la importancia del entorno inmediato, tanto físico como cultural, para nuestros pensamientos. En muchas organizaciones, la integración de metodologías que “hablan el lenguaje Visual Thinkingl”, como el Design Thinking o los métodos ágiles, va acompañada de una transformación del entorno físico de trabajo con, por ejemplo, la implantación pizarras blancas de paredes en los que podemos dibujar, modelar visualmente situaciones complejas o seguir el avance de las tareas.

Los Coworking, esos espacios de trabajo que no están ni en la empresa ni en el domicilio del empleado, se están desarrollando espectacularmente en España y en el resto del mundo. Centrarse en la mente extendida y en la inteligencia extendida podría ayudar a crear espacios de coworking que fomenten la cooperación y la innovación.

La perspectiva de crear entornos que, más allá de fomentar el pensamiento visual, estimulen la inteligencia colectiva y el éxito, es apasionante y abre muchos horizontes para las escuelas, las empresas y el desarrollo de espacios de coworking.

Inteligencia colectiva vs Estupidez colectiva

 

haga clic en la imagen para ampliarla

Este mapa, al que llamamos “double bubble map“,  resume algunos puntos clave para comparar la inteligencia colectiva con la estupidez colectiva. La técnica del double bubble map forma parte de las herramientas que abordemos en los talleres de Visual Thinking.

Este mapa no es ciertamente exhaustivo pero pone de relieve varios aspectos esenciales que contribuyen a la inteligencia colectiva o a la estupidez colectiva. En este período de crecientes “fake news” y de disminución de la tolerancia, vale la pena recordar que una visión estrecha del mundo o una información falsa son ingredientes que fomentan una verdadera y peligrosa estupidez colectiva. Y a la inversa, la apertura mental , la información relevante y de calidad fomentan la innovación y el éxito colectivo.

También muestra varios puntos en común entre estas dos nociones: son fenómenos grupales, antiguos, emergentes, amplificados por Internet y las redes sociales y que pueden ser promovidos a través de una política o de una estrategia.

La inteligencia colectiva es un tema que siempre me ha fascinado y fue mientras investigaba información sobre grupos inteligentes que descubrí el Visual Thinking!

Concept Mapping para favorecer la inteligencia colectiva

Hacer clic sobre el mapa para agrandecer

Clarificar un asunto, una problemática, lograr el consenso con una herramienta visual. Es lo que permite el Concept Mapping en equipo. Vamos a descubrir un ejemplo concreto aquí.

Ya sabíamos que los mapas conceptuales en equipo ayudaban en la resolución de conflictos, un estudio universitario de 2003 lo explica en detalles.

Pensamos que un mapa conceptual claro y bien organizado, co-creado por un equipo, constituye una herramienta potente de inteligencia colectiva.  Permite lograr el entendimiento compartido y movilizar el conocimiento de todos sobre un asunto o cualquier situación.

Un proceso en 4 etapas

En el mes de junio pasado, durante la sesión de Certificación en Visual Thinking , hemos creados varios mapas conceptuales en pequeños equipos. A través de un proceso en 4 fases.

Etapa 1: Extracción de los conceptos

Una vez elegido un asunto o una pregunta que tratar (en este grupo fue “Netflix”), los miembros del equipo empiezan a cruzar sus miradas sobre el tema y a compartir sus conocimientos. Es un proceso divergente, cada miembro del equipo “aporta una piedra” proponiendo, según su punto de vista, conceptos asociados al tema. Surgen bastante ideas, a través de numerosas notas adhesivas.

Etapa 2: Selección y primera organización de los conceptos

Aquí se trata de simplificar y de comenzar a organizar las notas adhesivas, limitando el número de notas y creando grupos de conceptos relacionados.

Etapa 3: Creación del mapa conceptual a mano

Los miembros del grupo se ponen de acuerdo sobre la organización jerárquica de los conceptos y sobre como cualificar los enlaces que les unen. Aparece una primera versión del mapa conceptual, una imagen global dónde todo esta conectado con lógica y aceptado por el grupo.

Etapa 4: Design digital

Con la ayuda de un software de mapas conceptuales, se realiza une versión gráficamente impactante, equilibrada y limpia del mapa. Es el momento de los últimos cambios antes de crear el mapa con una herramienta de software. En este caso, hemos utilizado la herramienta gratuita Xmind .

Conclusión

Construir un mapa conceptual en equipo es un proceso emergente de co-creación. Pasamos de la divergencia a la convergencia y a la creación de un resultado final visual, coherente y tangible. Este proceso favorece el pensamiento grupal y la cohesión del equipo.

En los talleres de Visual Mapping, especialmente en la fase final de Certificación aprendemos a usar el mapa conceptual como herramienta de inteligencia colectiva.