El nº14 de la Newsletter Tribu Visual Thinking está aquí

Ya está aquí el nº14 de nuestra Newsletter Tribu Visual Thinking.

Hablamos de la importancia de reinventarse en estos tiempos de incertidumbre y del papel del Visual Thinking como herramienta de cambio. También abordamos el lanzamiento de la Web Tribu Visual Thinking con más de 150 herramientas y recursos sobre el Visual Thinking, de la importancia de la mente desenfocada, de doUmind, una nueva herramienta para escanear mapas mentales, de los nuevos cursos de Visual Thinking y del éxito de herramientas como Canva o Mural.

Puedes descubrir este número haciendo clic aquí.

Si quieres suscribirte a la newsletter para recibir las próximas ediciones, puedes hacerlo haciendo clic aquí.

 

 

El poder de la mente desenfocada

El verano es un momento especial para leer nuevos libros. Hoy quiero compartir contigo este libro, El poder de la mente desenfocada, es muy interesante y tiene mucho que ver con el “Mindset” del Visual Thinking.

La clave está en la “RND”

Es un libro que nos explica porque los momentos de desenfoque tienen un potencial tremendo para hacernos más creativos y más productivos.
Cuando estamos relajados y desenfocados se activa una red neuronal distribuida en todo el cerebro: la Red Neuronal por Defecto (RND).
El autor del libro se apoya sobre numerosos y recientes estudios científicos que avalan el poder transformador de la RND. Cuando se activa, la RND crea rutas neuronales que potencian a la vez nuestra creatividad, nuestra flexibilidad mental y nuestra productividad.

Encaje con el Visual Thinking

La buena noticia es que se puede ejercitar la RND practicando la conexión con la mano a través del garabateo, del dibujo libre. El uso del pensamiento metafórico y de la visualisación tambien activan la RND.
Todo esto encaja mucho con la forma de pensar y las técnicas de Visual Thinking.  Ahora tenemos un argumento  más sobre el potencial transformador del Visual Thinking!
Te dejo este vídeo que resúme en un poco más de 2 minutos los puntos clave de este libro.

 

El visual thinking como herramienta de empoderamiento

Carlos forma parte de los nuevos facilitadores certificados en Visual Thinking que he tenido la suerte de acompañar en los talleres de Visual Thinking. La semana pasada, me envió su testimonio, hablando de su camino como visual thinker. ¡Me ha emocionado y no me puedo resistir en compartirlo aquí!

“He tenido la suerte de poder terminar un camino que emprendí hace casi tres años y medio, cuando comencé mi itinerario de certificación en Visual Thinking de la mano de Philippe Boukobza.

Durante este tiempo han ocurrido muchos cambios en mi vida que me han transformado y que hicieron que tuviera que asumir un parón hasta que este año he podido completar el ciclo. No ha sido casualidad: en primer lugar, porque considero que mi propio proceso personal era necesario para poder afrontar de una manera más consciente lo que ante mí se me ofrecía y porque así he podido valorarlo doblemente, con la satisfacción de no haber abandonado pese a todas las tentaciones. Y, sobre todo y para poder llevarlo a cabo, Philippe ha sido fundamental; él me ha rescatado y me ha ayudado gracias a su entusiasmo y fe en mí, por lo que siempre le estaré agradecido.

Imagen Pixabay

Estas líneas son para explicar lo que yo he encontrado en la comunidad de visual thinkers que ha creado Philippe. Se trata de un camino hacia el auto conocimiento. Se nos lleva, desde el desafío constante y con el incentivo de dominar unas potentes técnicas y unas herramientas muy atractivas a desarrollar unas competencias de una manera imperceptible al principio pero plenamente consciente hacia el final. Ese es el cambio que se obra en nosotros: nos hace mejores, más conscientes y más atrevidos. Nos estimula todo aquello que poseemos y que teníamos olvidado o almacenado en un rincón interior y, finalmente, como un espejo maravilloso, nos revelamos a nosotros mismos tras una metamorfosis o cambio transformacional casi mágico.

El artesano que obra este pequeño milagro es Philippe, al que veo como un genial Gepetto que da vida y que nos muestra el camino hacia una vida más rica y plena, y también más divertida.

Carlos Carbajo Iñigo