Lenguaje, cerebro y excelencia: el caso de Japón

Gráfico de Diego Dotta

La científica Lea Boroditsky sostiene que el lenguaje que hablamos afecta fuertemente nuestras capacidades cognitivas. Las técnicas de visual mapping constituyen un meta-lenguaje visual que busca combinar las habilidades de ambos hemisferios del cerebro para lograr una mayor eficacia del pensamiento, poder ser a la vez tanto analítico como creativo. Una habilidad clave en un mundo dónde la innovación y la capacidad de adaptación son cada vez más importantes.  

Aquí vamos en centrarnos en el idioma japonés y ver como favorece un pensamiento dónde ambos hemisferios del cerebro están involucrados de una manera optima, lo que podría ayudar a explicar la extraordinaria capacidad de invención y de adaptación de la cultura japonesa.

Dos mañeras de percibir el mundo

El hemisferio izquierdo, viene a ser algo como el cerebro “lógico”. Los centros del lado izquierdo del cerebro controlan, y están implicados en la facultad de reconocer, grupos de letras formando palabras, y grupos de palabras formando frases, tanto en lo que se refiere al habla, la escritura, la numeración, las matemáticas y la lógica, como a las facultades necesarias para transformar un conjunto de informaciones en palabras, gestos y pensamientos.

El hemisferio derecho tiene una forma de elaborar y procesar la información distinta de la forma del hemisferio izquierdo. Es un hemisferio integrador, centro de las facultades viso-espaciales no verbales, especializado en sensaciones, sentimientos y habilidades espaciales; habilidades visuales y sonoras no del lenguaje como las artísticas y musicales. Concibe las situaciones y las estrategias del pensamiento de una forma total.

El ejemplo japonés

Lucien Israël, científico y cancerólogo francés, ha escrito un libro sobre hemisferios cerebrales y civilizaciones ( Lucien Israël Cerveau droit Cerveau gauche Culture et civilisation, Plon 1995 ). He traducido aquí un extracto que habla del vínculo entre la excelencia japonesa, los hemisferios cerebrales y el lenguaje.

La cultura japonesa ofrece particularidades muy interesantes. Japón es el único país del mundo que utiliza un doble sistema de escritura. En una misma frase, el japonés asocia, en efecto, un sistema digital, convencional, el Iragana, y el sistema analógico de Kanji chino. El Iragana es una escritura silábica : fonemas combinados forman palabras que son reconocidas por convenio. El Kanji son ideogramas que tienen un significado por analogía con el dibujo que los compone, ellos representan, bajo una forma muy estilizada, aspectos de la realidad. El carácter “hombre” por ejemplo figura el dibujo diagramático de un hombre de pie. En un único carácter, el Kanji expresa un concepto así como sus numerosos sentidos derivados. Es el contexto que permitirá entender el sentido preciso asignado por el autor.

Esta particularidad firma una cultura que está a caballo de las dos tendencias del cerebro. Ha permitido a los japoneses asimilar y controlar en poco tiempo la ciencia, la tecnología y la economía, en el punto de ser hoy líderes mundiales de todos estos sectores.

Una razón más para aprender a hablar varios idiomas y porqué no el lenguaje visual?